barco barato

Las razones por las que no debes comprar un barco muy barato

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Porque comprar un barco muy barato no es recomendable

Seguro que tú también. Como casi todos nosotros, tienes algún conocido  que se pasa horas y horas en su barco realizando las reparaciones pertinentes. Optimizando y mejorando los sistemas de su barco. Sin embargo no navega nada porque siempre está con tareas de mantenimiento y mejorando algo del barco.

El barco está para disfrutarlo saliendo a la mar a navegar, que es el propósito primordial para el que se compró en su día. Por otro lado es difícil entender a la multitud de gente que busca comprar un barco barato de ocasión o barco de segunda mano muy económico y el barco está en un estado de mantenimiento que deja mucho que desear.

Sí el valor económico o mejor dicho el precio que te piden por el barco. Este va a ser una verdadera  ganga y vas a ser muy manitas y con mucho tiempo para dedicarle a ello adelante. Sin embargo si ves una embarcación de la cual no tienes ni idea el tipo de cuidados y mantenimiento que tuvo en un pasado. A primera vista se ve la falta de mantenimiento, ¡Ojo! Porque puede ser el inicio de un calvario.

velero barato

 Un barco muy barato es debido a diversas razones

Tienes que saber que los barcos que son muy baratos por lo general suelen tener ese precio debido a una razón importante. El armador (propietario) quiere librarse del barco porque tiene algún tipo de problema, no le da uso y ello conlleva unos gastos fijos (amarre, seguro, etc) que no puede o no quiere seguir asumiendo.

Traducido a la realidad es la equivalencia a una falta clara de mantenimiento de la embarcación. Si el propietario ya no tiene interés, tiempo o presupuesto para dedicarle al barco, en lo primero que va dejar de invertir es en el mantenimiento de este. Y hay que tener muy en cuenta que donde están los barcos, en un año de abandono se puede lograr que el barco termine en un estado crítico.

El sol, el agua salada  y las inclemencias del tiempo son implacables cuando están actuando sobre un barco, por lo cual afectan a su estado general.

El caso que hemos explicado es bastante general. Siempre hay excepciones de algún propietario que le ha surgido algún problema económico o imprevisto. Como los barcos no se venden exactamente en poco tiempo por existir un mercado de ocasión donde la oferta supera con creces a la demanda. El armador escoge sacar a la venta el barco con un precio más bajo de lo habitual. Sin embargo no es la situación más recurrente que te encontrarás.

La verdad es que una embarcación que tiene un precio muy bajo de venta, está lejos de estar a son de mar (preparado para navegar) y que permita la navegación  con unos mínimos de seguridad.

La compra de un barco muy barato, el inicio de un calvario

Si todavía de esta forma, continuas entusiasmado en comprar un barco barato porque tiene un precio irresistible. Desde ya, te recomendamos que lo veas con un profesional entendido en la materia, para ir indicándote todas las  reparaciones y puntos en los que probablemente deberás meterle mano.

barco desguace

Y todavía de esta forma, va a existir vicios e inconvenientes ocultos que hasta que no empieces a  trabajar con el barco no te vas a dar cuenta de ellos. Un barco es una caja de sorpresas estando todavía en buen estado.

Probablemente un barco con un precio de venta muy bajo, esté bastante lejos de estar a son de mar

Si hablas con algún armador te dirá  la lista de reparaciones que tiene pendientes de hacer en su barco. También te dirá que no parece terminar, ya que cuando se arregla una cosa otra se rompe.

Ya te puedes imaginar en un barco que no ha tenido mucho cuidado y mantenimiento, la joya que puedes encontrar.

Que te espera al comprar un barco muy barato

Hay muchas personas que siguen suponiendo que en la adquisición de un barco por poco dinero, con otro poco dinero van a poder dejarlo listo para navegar. Total, dedicándole tiempo en hacer el mantenimiento ellos mismos se ahorran el tener que adquirir un barco de semejantes características por un precio superior.

Suena tentador ¿verdad? Pero la realidad no es así. Lo primero que debes plantearte es lo siguiente.

¿Realmente cuentas con la capacidad de llevar a cabo todas las reparaciones que un barco en estado de abandono puede requerir}?

Primero debes entender precisamente qué es lo que va a necesitar el barco y como te mencionamos antes no es una labor simple.

Mecánica, pintura, velas, electricidad, fibra, etc. Son muchas las cosas que indudablemente haya que tocar y recomponer. Sí con bastante tiempo y aprendiendo se puede volver a poner lo que sea, pero hay que meditar bien y calcular los gastos reales las reparaciones que va a haber.

barco hundido

Lo que de verdad es recurrente en estas situaciones. Suele pasar que ese proyecto planeado de restauración del barco acabe saliendo muchísimo más caro que si se hubiese comprado un barco en mejor estado pero a un precio de adquisición inicial más alto. Esto puede crea desilusión y lo que es peor, terminar forzando  al nuevo dueño a volver a malvender otra vez el barco o abandonarlo (conocemos algún caso).

Cuanto tiempo tardaras en dejarlo listo para navegar

Si te lo has planteado. No hay un tiempo en sí mismo para lograr realizar las reparaciones que el barco necesita para poder salir a navegar en condiciones seguras.

Por un lado está el tiempo del que dispongas. No es igual ser una persona que dispone solo los fines de semana para trabajar en el barco, que otra persona jubilada y tiene disponibilidad total. Si además, tienes en mente la compra de un barco económico porque tiene un muy buen precio tienes que acordarte de la fórmula mágica que dice: tiempo=dinero

Cuando por fin hayas completado todos los trabajos en el barco. Seguramente pueden haber pasado perfectamente 12 o 13 meses, o el tiempo que sea y por el momento no hayas navegado ni un solo día.

barco en reparación

Desde nuestro punto de vista esa es la forma masa cara posible de tener barco. Es tener un barco y no navegar con él.

 El fin de ser el armador de una embarcación es poder salir a navegar con ella un día, un fin de semana o  vivir en él si se da el caso.

Resumen

Desde Espai Náutic por nuestra experiencia y sobre todo por algunos casos que hemos conocido. Pensamos que es mejor comprar un barco que este bien cuidado y listo para navegar. El precio adquisición lógicamente va a ser mayor, pero luego el mantenimiento y el trabajo para dejarlo a punto será mínimo.

Un barco es para disfrutar de la navegación. Las  reparaciones con el tiempo seguro que vendrán, eso no lo dudes.

Si vas a comprar un barco. Como profesionales  de la Náutica, en Espai Náutic te ayudamos y velamos por tus intereses encargándonos de todas las tareas administrativas así como de la revisión del barco.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Otros artículos

Deja un comentario